Todo vale, también en comunicación (I)

Mucho ha pasado desde la última vez que junté unas líneas y buscando un denominador común a lo mucho que ha sucedido, me ha llamado la atención la deriva hacia un nuevo modelo de comunicación: el “todo vale”. En 3 capítulos (la ilegalización de Bildu no lo fue finalmente y todavía colea. Del asesinato de Bin Laden hay poco que añadir, salvo que los valores que supuestamente hicieron moralmente superiores a las democracias occidentales, se tambalean) y a partir de 4 ejemplos  pretendo ilustrar esta “nueva” categoría: el ataque del PP a RTVE, la batalla Real Madrid-Barça, la ilegalización de Bildu y el asesinato de Bin Laden (por supuesto, estaré encantado de ampliar con vuestras aportaciones). De la boda Real británica, sólo destaco la estupenda propuesta del Guardian -una más- de dejar a elección de los lectores activar o no la información del enlace matrimonial.

Ana Pastor, la excusa perfecta

Si en mi anterior entrada me sorprendía de que todos nos sorprendiéramos con la profesional entrevista que Ana Pastor realizó a Ahmadineyad, ahora mi sorpresa (cada vez menor, eso sí) llega por el cuestionamiento del Partido Popular a su persona, como excusa perfecta en su cruzada contra TVE.

La estrategia de comunicación del Partido Popular se sustenta en un indisimulado deseo de que pase el tiempo (hasta los diferentes comicios). Trata de focalizar la atención en los (muchos) errores del Partido Socialista y evitar por todos los medios que se hable de sus propuestas de futuro (es de suponer que estas propuestas existen pero deben ser “impopulares”, al estilo Cameron, y prefieren no hacerlas públicas). Desde el punto de vista de la comunicación, una estrategia a la contra lícita. Seguir leyendo “Todo vale, también en comunicación (I)”