Tiempo y dinero

Valor de tiempo y dineroDebía ser abril (o tal vez mayo) de 2009 cuando mi compañero de piso y gurú tecnológico personal @nezor me mostró Spotify, una (increíble en ese momento) plataforma en la que podía escuchar música de miles de grupos en streaming. Recuerdo que durante las semanas que siguieron a ese día su ordenador se convirtió en la emisora oficial de casa y su gusto por explorar nuevos territorios musicales me permitió conocer a Vetusta Morla, un grupo madrileño de la escena independiente que difícilmente se hubiera cruzado en mi camino de no ser por esa superposición de coincidencias digitales.

El flechazo fue rápido y a los pocos días descargué el disco a través de una plataforma de P2P y lo esparcí por los diferentes dispositivos móviles que por aquel entonces usaba: portátil, mp3 y móvil. Mi carácter “evangelizador” (algunos aficionados pericos de nuevo cuño pueden dar fe de ello) me llevó a recomendar el descubrimiento musical a multitud de amigos y conocidos, con los que no tuve inconveniente en compartir fuentes: web, vídeos de Youtube, links de Spotify y como no, los 2 discos recién descargados.

A ojos de buena parte de la industria cultural de nuestro país (en otros países como Suiza no lo lo ven igual) y, a tenor de sus últimas declaraciones, también a ojos del nuevo ministro del ramo Juan Ignacio Wert, entré a formar parte del (cada vez más nutrido) grupo de piratas destructores de la cultura patria. Me convertí en un amigo del “todo gratis” sin respeto por el trabajo que los integrantes de Vetusta (e intermediarios) habían realizado para brindar su obra al público. Seguir leyendo “Tiempo y dinero”