Del blanco y negro al color… verde

Panorámica de Orihuela desde el río SeguraNota del autor: Esta entrada tiene un marcado tono personal y una ambientación local. Espero sin embargo que cualquiera pueda verse reflejado en el mensaje de cambio y en los valores que destila.

Suelo asociar mis recuerdos a colores y estos a sensaciones. Si pienso en Orihuela, tu pueblo y el mío, mis recuerdos hasta bien entrados los 18 años (allá por el año 2001) están impregnados de blanco y negro y tonos sepia. Tenía la sensación de vivir en un lugar paralizado, anclado en el tiempo. Un lugar donde nada pasaba; un lugar donde todo parecía regirse por normas y códigos ajenos a los comúnmente aceptados de puertas hacia afuera.

Los periodos electorales estaban marcados por esos códigos invisibles bajo los que se pagaban favores con actos estrambóticos (presididos por inmensas ollas de pelotas) llenos de brindis al sol en forma de proyectos faraónicos. La foto se repetía invariablemente cada 4 años. Eran “lugares” tan comunes como la Glorieta, los Andenes o el obsoleto Polideportivo de El Palmeral, que tras varias ciudades deportivas de papel, sigue siendo el “bastión” deportivo de la ciudad. Seguir leyendo “Del blanco y negro al color… verde”

Si te pareció intersante, comparte esta entradaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone