5 canciones de película para hacer la digestión (2/2)

Inside Llwwyn Davis

Tras repasar los 5 diálogos de película a los que más he recurrido para preparar mis pequeños grandes momentos y 5 canciones para salir a comernos el mundo, toca hacer reposadamente la digestión. Estas 5 canciones sirven como banda sonora perfecta para una de esas tardes de sofá y mirada perdida en las que recomponemos nuestras ideas:

5) Nightcall – Kavinsky

Drive (2011)

Una película para el lucimiento de Ryan Gosling que incluye una banda sonora excepcional con canciones como este Nightcall de Kavinsky en el que reina una tensa calma.

4) Mad world – Gary Jules

Donnie Darko (2001)

Suave bajada a los infiernos de la derrota con esta melodía ecléctica y melancólica.


Seguir leyendo “5 canciones de película para hacer la digestión (2/2)”

Si te pareció intersante, comparte esta entradaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

5 canciones de película para comerte el mundo (1/2)

Escena de Snatch, película que incluye a Oasis en su banda sonora
La banda sonora de nuestra vida incluye canciones que nos ayudan sobrellevar los malos momentos, otras que nos hacen vibrar y melodías sobre las que tatareamos nuestro días de gloria (vividos, imaginados o reeditados): la música dota de un mayor significado a nuestros recuerdos. De la misma forma, logra que muchas películas sean tan recordadas por su imagen como por el sonido con el que maestros como John Williams, Hans Zimmer o Ennio Morricone las bendicen.

Obras cuyo paso a la historia ha venido dado por la perfecta simbiosis de una determinada escena con una pieza ad hoc de alguno de los grandes maestros o bien gracias a canciones que retroalimentaron su popularidad con las creaciones en las que fueron incluidas. Tras repasar los 5 diálogos de película a los que más he recurrido para preparar mis pequeños grandes momentos, recopilo una selección de 5 canciones que formaron parte de algún largometraje y que alimentarán tus ganas de salir a comerte el mundo:

5) Gonna Fly now – Bill Conti

Rocky (1976)

Un clásico que a pesar del paso del tiempo y lo manido de su uso, sigue ayudando a subir a las cotas más altas cargado de energía.

Bonus Track: un regalo de quilates incalculables, la versión que nos brinda Retrato Robot (Advertencia: no volveréis a ser los mismos después de escucharla) – https://www.youtube.com/watch?v=gz5zsisFWj4

4) Blue Monday – New Order

24 hour party people (2002)

Significó el auge de la música dance y electrónica a mediados de los 80 y sigue teniendo el honor de ser el single lanzado por una discográfica independiente más vendido de la historia. Factory Records perdió 2 peniques con cada single vendido: todo esto y mucho más sobre la escena musical de Manchester lo encontraréis en la genial película de Michael Winterbottom.


Seguir leyendo “5 canciones de película para comerte el mundo (1/2)”

Si te pareció intersante, comparte esta entradaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

5 discursos de película

Al Pacino en Un domingo cualquiera
Al cine debemos exigirle que nos haga sentir, aunque sea mal. Cualquier cosa menos indiferencia. De una buena película podemos esperar además que  nos lleve a descubrir emociones y lugares de nosotros mismos que desconocemos o creíamos desaparecidos. En definitiva y parafraseando al gran Robe de Extremoduro, lo deseable es que la ola que surge del último suspiro de un fotograma nos transporte mecidos hasta el siguiente.

Algunos discursos/diálogos de película han logrado levantarme del asiento, me han revuelto el estómago y me han llevado durante una fracción de segundo a querer iniciar una revolución. Son esas escenas que pagan una película entera, incluso toda la carrera de un director porque te cambian, aunque sea como digo por un segundo. Momentos que te hacen replantearte lo que sabes o crees saber.

No pretendo recopilar los mejores discursos de la historia del cine (eso lo dejo para expertos en la materia como Carlos Marañón y su Cinemanía), sencillamente comparto los 5 discursos/diálogos de película a los que más he recurrido para afrontar mis pequeños grandes momentos con el “tono” adecuado:

5) 300 (2006) – Zack Snyder

‘De griego libre a griego libre’

El poder de la comunicación y la importancia del relato como elemento movilizador.

4) Gattaca (1997) – Andrew Niccol

‘Nunca me reservé nada para la vuelta’

La actitud como elemento determinante por encima de cualquier lógica o aptitud.


Seguir leyendo “5 discursos de película”

Si te pareció intersante, comparte esta entradaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Dicen ‘la gente’ aunque solo se refieren a ‘su gente’

Confrontación

Sitúo el listón a superar por cualquier político en algo tan elemental como su sincera voluntad de servicio a la comunidad. No tengo más método de evaluación que la hemeroteca y un instinto que me ayuda a detectar cuando alguien viene a servirse en lugar de a servir.

Partidos políticos nuevos, viejos y mediopensionistas siguen saturados de especialistas en hacer de cada solución un problema. Trileros del cortoplacismo que trapichean con nuestro futuro para salvar su presente. Mala gente marcada en muchos casos por una rabiosa mediocridad que desgraciadamente admitimos como estándar de nuestra política. Seguir leyendo “Dicen ‘la gente’ aunque solo se refieren a ‘su gente’”

Si te pareció intersante, comparte esta entradaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Unicornios, Todólogos y Fanboys: tratado sobre los españoles

Cabra Montés, presente en ciertos puntos montañosos españoles y portugueses

Hace ya más de 2500 años que Sun Tzu, en El arte de la guerra decía “conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo y ganarás mil batallas”. Aunque lo que más nos pone es hablar de los demás, hoy comenzaremos por el punto segundo del manual: reconocernos a nosotros mismos.

Uno de los denominadores comunes de los españoles, tanto los que quieren seguir siéndolo como los que no, es que somos poco amigos de escuchar otros puntos de vista (digo escuchar, no oír mientras preparamos el listado de etiquetas y descalificaciones personales). Padecemos alergia a los argumentos de ‘los-otros’ (dícese de cualquiera que no nos reafirme en nuestras creencias) y consideramos herejía modificar total o parcialmente nuestro punto de vista, el único válido junto con el de ForoCoches y los cuñados.

Unicornios y Todólogos

Hay muchas más categorías de españoles, como aquellos a los que yo denomino ‘Unicornios’, de cuya existencia no he encontrado pruebas fehacientes pero que se caracterizarían por mostrarse abiertos a declarar públicamente que no tienen suficiente información o conocimientos para emitir una opinión o valorar un hecho. Se encontrarían en el extremo opuesto a los ‘Todólogos’, seguidores del tertulianismo ilustrado de mañana, tarde y noche. Seguir leyendo “Unicornios, Todólogos y Fanboys: tratado sobre los españoles”

Si te pareció intersante, comparte esta entradaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone