El problema es el entorno

RCDE3 pericos suelen dar pie a 4 barricadas irreconciliables. Somos eso, una minoritaria trinchera llena de barricadas concéntricas alrededor de un núcleo cada vez más incomunicado. Caminar libremente en el escaso espacio libre de alambre de espino suele ser sinónimo de caer acribillado por unos u otros, o por todos.

Décadas señalándonos, repartiendo carnets de afiliados a la trinchera más auténtica del lugar, traficando con chismes, definiéndonos periódicamente como parte del problema y/o la solución según la dirección del viento; mirándonos el ombligo ajenos a lo que sucedía más allá de nuestra maravillosa miseria. Hasta que un día, en forma de exabrupto fortuito le pusieron apellido al asunto: ese crisol de desconfiadas miradas de reojo es ‘el entorno’.

A falta de una mejor definición, podemos deducir que en el pequeño pero intenso mundo RCDE se entiende por ‘entorno’ todo aquello (y todo aquel) que no está en el núcleo. Es decir, casi todo y casi todos.

Hablar de ‘entorno’ es un implícito reconocimiento de la existencia de una frontera entre quienes están dentro y quienes están fuera. Entre quienes son y quienes no son, entre aquellos que forman y se sienten parte y aquellos que no se sienten partícipes ni representados… es la constatación de la ausencia de un proyecto común. El entorno es en definitiva un gran fracaso colectivo.

En ese heterogéneo y a menudo descarnado entorno se ha instalado a fuerza de insistir el sentimiento de clientela insatisfecha. Y es que, el aficionado al fútbol en general y el del Espanyol en particular es tratado hoy así, como un cliente, en nuestro caso ni tan siquiera el principal. El aficionado es entorno porque no está en el centro de las decisiones ni de las prioridades de su club (décadas cultivando un modelo de fútbol que sitúa al aficionado en el papel de pagafantas y aún hay quien se sorprende hoy de que muchos decidan largarse del garito).

¿Quieren que los aficionados vuelvan al estadio? Vuelvan a situar a esos aficionados en el centro de sus decisiones y prioridades, abran las entidades a su comunidad y trabajen para que se sientan partícipes del futuro de los clubes. Dejen de tratarlos como a clientes de segunda y muestren por ellos el respeto que merecen como legítimos dueños morales de un destino que les estafaron a base de mentiras, promesas vacías y castillos en el aire (todo lo que han sido y son las SAD).

Abandonen la soberbia y ese frentismo infantil que solo hace más profunda la zanja y abracen con todas sus fuerzas a esos aficionados a los que hoy perciben y tratan como un incordio (11 meses al año). Aunque resulte difícil de creer, a pesar de la frialdad, los frecuentes desprecios y el papel residual al que los han relegado, muchos siguen aguantando el tirón dispuestos a recibir ese abrazo sincero que les reconcilie con el que un día fue su club. Dispuestos a sumar y a volver a unos estadios que antaño sintieron como su casa.

Estoy de acuerdo, para clubes como el nuestro indefinidos entre multinacionales y boutiques del fútbol tener un entorno es tener un problema.

Si te pareció intersante, comparte esta entradaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Warning: fsockopen(): php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known in /homepages/17/d333400016/htdocs/wp-content/plugins/sweetcaptcha-revolutionary-free-captcha-service/library/sweetcaptcha.php on line 73

Warning: fsockopen(): unable to connect to www.sweetcaptcha.com:80 (php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known) in /homepages/17/d333400016/htdocs/wp-content/plugins/sweetcaptcha-revolutionary-free-captcha-service/library/sweetcaptcha.php on line 73
Couldn't connect to server