1000 derrotas

1714 - 1000 derrotas Espanyol999 derrotas después, el balón sigue rodando entre Cornellà y El Prat. La próxima vez que el Espanyol sea superado por un rival se convertirá en el primer club de la Liga en alcanzar el millar de partidos perdidos (será el único durante mucho tiempo, ya que el siguiente en el ranking es el Athletic con 867). Y creo que el espanyolismo debería conmemorar ese momento. No, no hablo del snobismo de celebrar una ‘derrota útil’, sino de recordar (nos) que seguimos aquí y que todavía hay partido; a pesar de todo y de todos (especialmente, a pesar de muchos de los ‘nuestros’).

Si algo es el Espanyol, es sentimiento y actitud. Una actitud y un sentimiento de los aficionados pericos que, aunque pueda hacer chirriar la maquinaria historiográfica oficial, marca un claro paralelismo moral con esa Catalunya que cada 11 de septiembre conmemora una derrota. Derrota que hace sentir orgullo a muchos catalanes; no por masoquismo, sino por el comportamiento ejemplar de miles de barceloneses anónimos que en 1714 no se dejaron arrastrar por la incompetencia e indignidad de los felpudos rojos que les gobernaban (alguno de ellos, dicho sea de paso, elevado a la categoría de icono tras aplicarle una capa de barniz mitológico).

El legado es un relato y el relato una oportunidad; en el caso del Espanyol, la oportunidad de dar un golpe de timón histórico en la entidad que devuelva a los aficionados el papel protagonista que nunca debieron perder. Una oportunidad de transformar en orgullo y sonrisas lo que hoy es vergüenza y desafección. La oportunidad de que la conmemoración de las siguientes 1000 derrotas se produzca un tiempo después de las primeras 2000 victorias.

Si te pareció intersante, comparte esta entradaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

2 comentarios en “1000 derrotas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *